Cuentas de Cristal de Murano

4 febrero 2020

Si está interesado en hacer un collar o bien un colgante y desea crear un aspecto refinado para las decoraciones en su hogar, puede añadir un enfoque colorido utilizando cuentas y charms de vidrio de Murano.

Estos abalorios o cuentas de cristal de Murano particularmente son en sí, moda y le ofrecen las mejores opciones alternativas para gozar del aspecto del vidrio Murano. Comprender el proceso que acarrea la fabricación de estas cuentas, como los diferentes aspectos que son parte de las distintas marcas de estas cuentas, le dejan visualizar el aspecto idóneo para cada artículo.

 

Cuentas, Charms y Abalorios de Cristal Murano

Se sabe que las cuentas de cristal de Murano tienen su primordial repercusión en la isla de Murano en Venecia, Italia. Esta área concreta es famosa por crear vidrio en formas concretas que crean un aspecto artístico. 

Los patrones y colores empleados con esto hacen que se expanda en una apariencia refinada mediante las influencias asiáticas y musulmanas que se trasladaron a esta zona.

Las principales marcas de las cuentas de vidrio se definen aún más por el color que se usa de un bastón que se funde y se forma para crear looks específicos. Estas influencias separadas han creado el aspecto específico de las cuentas de cristal de Murano.

Proceso de creación de las cuentas de vidrio de Murano

Una vez que se encuentran los bastones de vidrio de color, se funden individualmente para crear las cuentas. 

Cada uno de ellos se calienta a través de un tubo hasta que se derrite por completo y luego se enfría hasta que se puede agitar y formar el cordón deseado. 

Este proceso específico conduce a la capacidad de cambiar los colores y agregar oro, plata u otros metales para combinar con la cuenta. 

Aquellos que trabajan con el arte de fusionar estos colores juntos pueden crear varios tipos de cuentas de vidrio de Murano.

Tipos de cuentas creadas con Cristal de Murano

Hay cuatro tipos principales de cuentas que se forman a partir del proceso básico de fundir vidrio y reformarlo en la forma y color deseados. 

  • El primero se conoce como cuentas de semillas y se definen debido a su tamaño más pequeño y al tubo hueco que atraviesa el centro de la cuenta. 
  • Las cuentas de Chevron, o Rosettas, son el segundo tipo de cuentas y están hechas de varias capas de vidrio que crean los colores deseados. Las cuentas se definen aún más por la forma de estrella que se hace después de que el vidrio se coloca en capas sobre las cuentas, lo que crea un patrón en zigzag para el toque final. 
  • Las cuentas de encaje son el tercer tipo de vidrio y son similares a las Rosettas, pero no son huecas en el medio. 
  • El último tipo de cuenta es la cuenta soplada, que produce un color de remolinos o patrones al soplar el vidrio en la forma específica.

Con los diferentes atributos y el aspecto definido de las cuentas de vidrio de Murano, también hay varios estilos e ideales refinados que vienen con la fabricación de las cuentas. 

Comprender los diferentes tipos de cuentas, así como el aspecto que viene con ellas, es el primer paso para disfrutar de las cuentas de vidrio Murano para adornos, joyas o un aspecto colorido.

Perlas de Vidrio Veneciano

Si alguna vez has estado en una feria y has visto a un artesano que prende un trozo de vidrio en formas hermosas y complejas, entonces entiendes lo asombrosos que pueden resultar algunos de estos trabajos. Si amas este tipo de arte, lo siguiente en tu lista debe ser el vidrio veneciano

El cristal veneciano es un tipo de obra de arte originaria de Venecia, Italia. Específicamente y más comúnmente de la isla de Murano.

Una forma popular de este arte son las cuentas. Las cuentas de Murano han capturado a las personas con su belleza y detalles durante muchos años. La fabricación de estas pequeñas obras de arte es un proceso delicado, pero cualquier artesano le dirá que valdrá la pena la espera. Si está buscando una decoración maravillosa, joyas para llevar o un regalo para un ser querido, entonces sin duda considere las cuentas de Murano.

La historia de las cuentas de vidrio de Murano, aunque difícil de rastrear con precisión, se remonta hasta 1260. Hay registros que indican que el cristal de Venecia se estaba produciendo incluso antes. 

Pero para el año 1200 se había convertido en un importante comercio en Italia. En 1271, el Capitolare fue creado para formar un cuerpo de reglas sobre cómo se operarían las tiendas de vidrio. Durante los siguientes 500 años se actualizó y revisó hasta 1776.

Como puede ver, la historia del trabajo moderno del vidrio de Venecia y las cuentas de Murano se remontan bastante. Independientemente de sus orígenes precisos, no hay dudas sobre su belleza y la artesanía que conlleva su creación.