<>

Técnica Bullicante: Fabricación de Cristal de Murano

Siempre adelantado a su tiempo y anticipándose a cualquier tendencia, Archimede Seguso fue el ejemplo perfecto del mejor talento de Murano. 

Sabiendo interpretar el mundo que lo rodea y siempre renovando y perfeccionando sus técnicas de producción, Seguso ideó una de las innovaciones más asombrosas y maravillosas, la técnica bullicante.

jarron tecnica bullicante vidrio murano

El efecto “Bullicante”

El efecto “bullicante” es una de las técnicas de fabricación de vidrio más famosas y se ve con bastante frecuencia en la isla de Murano. 

Si has paseado por las calles de Venecia, habrás notado hermosas piezas de vidrio con pequeñas burbujas de aire atrapadas en el interior, posiblemente deteniéndote a preguntarte ¿Cómo se logra ese efecto aparentemente imposible?

Proceso de creación de la técnica Bullicante

Este peculiar efecto se obtiene colocando un trozo de vidrio fundido dentro de un molde metálico con púas, muy parecido a la textura de una piña. 

Estos picos causan pequeños agujeros en la superficie creando un patrón alrededor de la pieza de vidrio. Se deja enfriar unos instantes, se vuelve a sumergir toda la pieza en vidrio fundido. 

vaso de cristal Murano tecnica Bullicante

Esta segunda capa cubre completamente la primera. Sin embargo, gracias a la consistencia espesa del vidrio, los orificios previamente impresos en la primera capa no se tapan, provocando que el aire quede atrapado entre ambas capas de vidrio

Este proceso se puede repetir varias veces, creando un patrón tan complicado como desee el maestro del vidrio. Esta técnica da no solo una sensación de profundidad a todo el objeto, sino también un efecto decorativo incomparable, famoso por su originalidad.

Origen de la técnica Bullicante a partir de la técnica sommerso

La técnica bullicante se hizo famosa durante la década de 1930 gracias a Archimede Seguso. A partir de su famosa técnica de sommerso, Seguso lo llevó a otro nivel aprovechando el grosor del vidrio. 

Utilizando una composición más viscosa, encontró la manera de dejar las pequeñas incisiones inalteradas y vacías, a pesar de cubrirlas con otra capa de vidrio. 

Y mientras trabajaba en otras obras de arte ligeras como lámparas, pensó que la herramienta puntiaguda que usaba en esas lámparas también podría ser útil para la creación de abolladuras. 

bowl de vidrio Murano tecnica Bullicante

Por lo tanto, Seguso descubrió que era el tamaño y la forma de las puntas metálicas lo que determinaba la posición y la profundidad del patrón impreso en el vidrio. Comenzó a experimentar con hasta seis capas de vidrio, atrapando “bollicine” (burbujas) de aire dentro de cada capa

Estas burbujas le recordaron a las burbujas en agua hirviendo, llamando así a esta técnica “bullicante” que literalmente significa “hervir”. Después de dominar la técnica, llegó a decorar las capas interiores con pan de oro y otros colores, haciendo que cada pieza sea aún más valiosa y única.

Piezas de arte Bullicantes

Las piezas bullicantes se hicieron rápidamente famosas entre las obras de arte de Seguso y fueron exhibidas con éxito en la Bienal de Venecia en 1936.

Archimede Seguso jarron dorado murano glass

Sus jarrones “gris dorado” y su escultura “Pomona” fueron ampliamente apreciados. 

Una pieza de esa Bienal todavía existe hoy, y descansa dentro del palazzo de Cassa di Risparmio di Venezia. 

Es un hermoso jarrón redondo, con un suave toque violeta, un impresionante efecto bullicante, y pan de oro en su interior; un verdadero tesoro a partir de 1936. A partir de esta fecha, Seguso comenzó a utilizar la técnica bullicante en muchas obras de arte como jarrones, figuras de animales, esculturas y lámparas. 

La especialidad de Seguso fue el marcado contraste de efectos modernos contemporáneos junto a piezas históricas tradicionales. Tal es el caso de las lámparas, donde experimentó con patrones y composiciones modernas que contrastarían cuando se combinaran con sus candelabros clásicos. 

Una colección muy querida fue la de temática acuática, para la que diseñó delicadas esculturas de peces caracterizadas por líneas fluidas y delicadas.